Cómo hacer un bonito rascador para gatos


Hola a todxs!

Vuelvo a la carga con un nuevo desafío Handbox, esta vez, de la mano de Ceys. El reto, probar los adhesivos de montaje de la línea Montack. Y, como a menudo pasa con mis proyectos en los que un material me pide a gritos un diy, encontré un tubo de cartón gigante que, al momento, me hizo pensar... ¡miau! 😜Así pues se me ocurrió hacer un rascador para gatos con caseta

Al ser los adhesivos Montack aptos para todos los materiales, pensé que me permitirían trabajar bien con materiales tan diversos como cuerda, tela y madera. Al ser además de agarre total y máxima resistencia, serían también lo suficientemente fuertes como para sujetar la estructura, que tenía que ser a prueba de gatos revoltosos. ¿Queréis ver cómo lo hice? ¡Pues vamos allá!

  • Tablas de madera: 1 para la base de la estructura + 1 para la plataforma del rascador + 5 para la caseta (3 de 40 x 30 x 0,80 cm y 2 de 30 x 32 x 0,80 cm). Más abajo tenéis un plano de la estructura con las medidas.
  • Cajita de madera (u otro material, ya que la vamos a forrar).
  • Telas de dos colores (yo usé estas naranja y beige).
  • Juguetes para gatos.
  • Pegamento Ceys de montaje (yo usé éste y éste).
  • Tubo de cartón que sea resistente y grande (reciclado).
  • Cuerda gruesa.
  • Sierra de calar.
Empezaremos cortando el tubo de cartón a la medida que queramos para hacer EL RASCADOR. Como quería ponerle una plataforma encima para que el gato pudiera subirse saltando desde la caseta, lo hice alto, de 70 cm. Para cortar con la sierra te recomiendo deslizarla suavemente en horizontal (no la claves porque harás mucha fuerza y avanzarás poco) e ir girando el tubo a medida que vas cortando. 


Después enrollaremos la cuerda a lo largo del tubo asegurándola bien con el pegamento. No hace falta aplicarlo en toda la cuerda, basta ponerlo en diferentes puntos cada dos o tres vueltas.  


Encima del rascador colocaremos la plataforma que os comentaba antes. Yo coloqué un tablero de aglomerado de 40 x 30 x 0'80 cm. Las medidas tanto de la plataforma, como de la caseta, dependerán sin embargo del tamaño de vuestro gato y del espacio que tengáis disponible en casa para colocarlo luego. 

Forra el tablero con una tela suave y mullidita. Para sujetar la tela utilicé las cintas de montaje Ceys. No olvides marcar con un rotulador, en el centro de la tabla, el perímetro del tubo. Una vez forrada la tabla, sólo tendrás que encolar el rascador. Yo utilicé el adhesivo Montack de Ceys, de agarre total inmediato, porque quería que fuera muy resistente. Para añadir un extra de fijación, coloca unas escuadras de ensamblaje de metal. 

A continuación haremos LA CASETA. Tanto ésta como el rascador los colocaremos sobre un tablero de 60 x 40 x 0'80 cm, que hará de base. Te aconsejo que antes de encolar nada, visualices la estructura y hagas pruebas moviendo las piezas para ver cómo quieres colocarlo todo. Marca con rotulador lo que necesites y no te preocupes, porque vamos a forrarlo todo, así que no se notará.

La caseta está formada por 5 tablas, en el dibujo podéis ver las medidas. He marcado, en rojo, los cortes que hice en las dos piezas, la frontal y la parte de atrás, con la sierra de calar. Si no tenéis caladora, podéis pedir que os corten las maderas a medida en la tienda (Leroy Merlin, por ejemplo, ofrece este servicio). Sin embargo tened en cuenta que sólo hacen cortes rectos, por lo que no os harían la forma redondeada de la puerta. Esto podéis solucionarlo haciendo una puerta rectangular pegando tres maderas rectangulares (una horizontal y dos verticales a los lados).

  

Imprime una plantilla de la puerta de la caseta o hazla a mano alzada, si tienes buen pulso, y dibújala con rotulador. Ya tenemos todo marcado y listo para cortarlo con la sierra de calar.


Además de cortar las maderas de la caseta y la puerta, cortaremos también dos orejitas para darle un toque gracioso a la caseta. Al principio pensé en hacerlas en cartón o poliespan, para no complicarme tanto, pero luego me di cuenta de que durarían dos telediarios con el gato! jejeje Así que en madera-aguanta-todo 😜


¡Usar la sierra de calar fue todo un reto para mí! No la había utilizado nunca, así que no las tenía todas conmigo. Pero como soy una atrevida, pues allá que me lancé. Mis consejos de primeriza: practicar y practicar para coger seguridad, sujetar bien la madera con un sargento o que alguien os ayude sujetándola (porque como queráis sujetar con una mano la madera y con la otra la sierra... #MalaIdea) y agarre y pulso firme para dar estabilidad a la caladora o perderéis el control de la trayectoria casi sin daros cuenta. 

Una vez tengas las piezas cortadas, lija los bordes para que queden bien lisitos. 


Ahora que ya tenemos todas las piezas, vamos a ensamblarlas. Como quería asegurarme una gran resistencia y agarre, usé el adhesivo de montaje Montack de agarre total de Ceys. Coloqué unas escuadras de ensamblaje en la parte interior de la estructura (dos en cada tabla), porque pensé que igual con el pegamento solo no bastaba. Pero me sorprendió mucho la fijación que tiene el adhesivo, así que simplemente pegué las escuadras sin llegar a poner los tornillos. En el caso del rascador, sí que os recomiendo atornillar las escuadras pues la plataforma va a tener más tracción. 


Pega el cajón en el lateral derecho de la caseta (el lado opuesto al rascador). Nos servirá para tener a mano el peine y para guardar los juguetes más pequeños del gato. Puedes forrarlo antes de pegarlo si así te resulta más fácil.

Es cierto que el adhesivo seca bastante rápido, aún así los pegamentos en general adquieren su máxima adherencia a las 24 h. 


Una vez tengamos ya la estructura montada, pasaremos a forrarla. Empezaremos con el frontal y la parte posterior, con dos piezas de tela que pegaremos tal como se ve en la foto. 


En el frontal, recortamos la forma de la puerta y en la tela sobrante hacemos unos cortes perpendiculares para poder después doblarla para dentro y pegarla. 


Tanto la parte superior como los laterales se forran con una única pieza de tela rectangular que nos ayudará además a cubrir los acabados de los frontales. Recorta la tela a ras de los bordes y verás que el acabado queda pulido. Haz también un agujero para el cajón lateral y fórralo con la tela naranja o del color que hayas elegido.


Daremos el toque final a la caseta con las orejitas. Fórralas y luego pégalas en la parte superior. Haz un pequeño corte en la tela para introducirlas y que se adhieran y sujeten mejor. 


¡Ya tenemos la caseta terminada! 😃Ya sólo nos queda forrar la base y colocar el rascador.


Recorta la tela para la base y corta el círculo donde irá el rascador. Pégala en la base de la estructura. Para acabar, encola el rascador usando adhesivo de montaje y, para mayor sujeción, añade unas escuadras con tornillos (la tela las tapará, así que no se notarán). No olvides añadir un cojín en la caseta o bien forra también el interior con la misma tela, como he hecho yo. 


Como detalle final añadiremos los juguetes del gato. Algunos los colgaremos de la plataforma y, los más pequeños, los pondremos en el cajón lateral. Yo corté el palo de dos juguetes para colgarlos directamente con la cuerda de la plataforma y, a una pelota, le añadí una cuerda para poder colgarla. 


¡Acabado! 😃¿Qué os parece? ¿Os gusta? Yo sé de uno que va a disfrutarlo a tope!! 😜🐈

No hay comentarios